16. Pintura mural en los testeros del claustro



En las cuatro esquinas (una en cada uno de los dos lados de cada vértice) de los pasillos del claustro se ejecutaron pinturas murales alusivas a la pasión de Cristo, como era la costumbre, además, se decoró estas esquinas del claustro con una bóveda de crucería, que recuerda el origen gótico de esta práctica. Obsérvese como los arcos cruzados no forman arcos rebajados o de medio punto, sino arcos ojivales; por lo tanto, en estos lugares las bóvedas forman, al igual que en la iglesia, una “media naranja” o bóveda cupular, como las llama Kubler.
[Los trabajos de restauración han logrado recuperar mucho de las pinturas murales originales, por desgracia, parte de las mismas no se salvaron. Obsérvese como, de los cuatro gajos del intradós, sólo tres mantienen las pinturas, no así el inferior. El tema pictórico que aquí se observa es La Crucifixión de Jesús, a las figuras ya tradicionales que aparecen en este tema (la virgen María y María de Magdala), se agrega la imagen de San Agustín]

Comments

Popular posts from this blog

2. Fundación del convento

1. Fachada del conjunto conventual antes de la remodelación

3. Descripción de la fachada