20. Pintura mural del vano de la escalera




Casi toda la pintura mural del vano de la escalera que asciende al segundo nivel ha desaparecido, y todo parece indicar que no será posible recuperarla ya que el repellado se encuentra muy deteriorado; no obstante, en la bóveda se conserva la pintura de un escudo circular dentro del cual se representa una ave de pie, con las alas abiertas y asaeteado el pecho por cinco flechas. Algunos críticos lo han identificado como un pelícano, otros como una garza y otros como una águila; no obstante la disparidad de criterios, todos coinciden en que se trata de una representación simbólica de Jesús. Sea Jesús, sacrificado para la salvación de los humanos, o el corazón de San Agustín atravesado por las flechas de la pasión por Cristo, la verdad es que el símbolo está constituido más por elementos prehispánicos que europeos. A mi parecer, la imagen corresponde a una águila y representa la fauna de la región de Malinalco; por otro lado, la decoración floral del margen representa también la región, y más aún alude al topónimo y al glifo prehispánico del mismo Malinalco, ya que las flores engarzadas en forma de guirnalda son la flor de la planta llamada malinalli. Así define la enciclopedia de los municipios la toponimia de Malinalco: “El nombre de Malinalco se compone de malinalli, planta gramínea llamada “zacate del carbonero”, con ellas se hacen las sacas del carbón y las cuerdas o mecates con que las atan; de xóchitl, "flor", y de co, "en", y significa: “Donde se adora a Malinalxóchitl, la flor del malinalli… En la Matrícula de Tributos (Códice de Moctezuma), el topónimos de Malinalco se interpreta por un cráneo humano rematado por seis estilizaciones de la planta malinalli florecida, éste se utiliza oficialmente”.
[Tres círculos concéntricos forman este escudo. El primero, el exterior, tiene un fondo sepia, con listones y flores dibujados con un estilo europeo, de color blanco. El segundo círculo es la guirnalda de malinallis, de color azul y perfiles trazados con líneas de pintura negra y en un fondo sepia; es evidente que el estilo es muy propio de los códices indígenas y muy probable también es que lo haya pintado un tlacuilo o pintor de códices. Finalmente está el ave herida, pintada en color café claro y sobre un fondo azul; es evidente, también, el estilo de los códices indígenas para representar esta águila, simplemente compáresela con el águila mexica del códice mendocino]

Comments

Popular posts from this blog

2. Fundación del convento

3. Descripción de la fachada

1. Fachada del conjunto conventual antes de la remodelación