2. Fundación del convento

El convento y la iglesia de los padres agustinos de Malinalco, Estado de México, inició su construcción en 1543. Como todos los conventos, su edificación y decoración fue por etapas. Es probable que la obra definitiva (iglesia, planta baja del claustro, planta alta del mismo, murales, esculturas en piedra y talla en madera de figuras religiosas, así como el mobiliario para el culto y el servicio de los frailes) se hayan concluido hacia 1570. Un año después, “1571, la iglesia abovedada estaba concluida y el convento en construcción” (Kubler, pág. 618). No obstante, la construcción original ha tenido sucesivas remodelaciones. Junto con el convento de Metztitlán (Hidalgo) era el de Malinalco la posesión más rica de los padres agustinos. Este hecho lo revela el que en 1753 el rey de España ordenó secularizar (entregar a los sacerdotes no frailes) todas las doctrinas (conventos dedicados a la evangelización de los indígenas) permitiendo que las órdenes religiosas conservaran sólo 2 conventos de este tipo por provincia. Los padres agustinos de México eligieron sus conventos rurales más ricos: Malinalco y Metztitlán. Para 1859 (por las leyes de Reforma) se exclaustran todas las órdenes religiosas; al parecer, los agustinos tuvieron que dejar el convento, pero no la iglesia de Malinalco. En 1889 el padre superior de la orden Agustina (fray José María Márquez) informa que se conserva la iglesia, entre otras, de Malinalco, pero no el convento, después de casi 30 años de existencia azarosa de la orden. Para 1925, a raíz del conflicto religioso entre el gobierno revolucionario y la iglesia católica (Guerra Cristera) se hace un nuevo recuento de las posesiones agustinas: seis conventos, entre ellos el de Malinalco, han vuelto a estar bajo el control de los agustinos. En la actualidad (2005) la iglesia y el convento siguen en posesión de los padres agustinos; según me comentaron los lugareños, atienden a la feligresía un padre agustino y un sacerdote secular; vi de lejos a ambos en el mes de agosto, pero no tuve oportunidad de charlar con ellos.


[Fachada de la iglesia antes de la remodelación. Su estilo es demasiado sobrio para llamarla plateresca, pero conserva algunos elementos, que aislados, podrían ser considerados de tal influjo, tal es el caso de los rosetones y los rostros alados de ángeles. Los 5 nichos vacíos que decoran la fachada (en esta foto sólo se puede ver 3) guardan una gran semejanza con los de la fachada de la iglesia de Ixmiquilpan y la de Atotonilco. Esta foto tiene más de 15 años de tomada y el estado en que se encontraba el conjunto es palpable, era realmente lamentable; en la actualidad, una asociación está rescatando esta obra colonial.]

Comments

Cesar said…
Buen día!

Tu blog es muy interesante y una de las pocas fuentes que hay sobre el convento, no has pensado en editar la entrada de la wikipedia sobre el convento ? Saludos!
Ramon Moreno said…
Gracias César por tus amables palabras. Y en efecto, no se me había ocurrido leer el artículo del a Wikipedia. Intentaré hacerlo en un rato libre. Saludos. Ramón

Popular posts from this blog

1. Fachada del conjunto conventual antes de la remodelación

3. Descripción de la fachada